• HOMBRE
  • MUJER
  • NIÑO
  • Novedades
  • DEPORTES
  • COLECCIONES
  • OUTLET
El carrito está vacío

Parte 2: Un día en la vida de Francheska Martínez

Desde que se despierta hasta que se acuesta, descubre lo que motiva a la entrenadora de fuerza funcional

¿Alguna vez te has preguntado cómo es la vida cotidiana de un entrenador físico? Francheska Martínez, de 29 años, es una entrenadora de fuerza funcional apasionada por el movimiento funcional. Vive en Austin, Texas (EE. UU.) y reparte su tiempo entre su casa, el trabajo con los clientes y la cafetería de su barrio. 

Hoy, Francheska nos descubre cómo es un día normal en su vida, desde el amanecer hasta el anochecer...

7:30 – Despierta de forma natural

«Me despierto con el sol la mayoría de las mañanas y lo primero que hago es saludar a mi perra, Yoshi. ¡Es una American Bully de dos años y está llena de energía!

«No soy muy amiga de los despertadores (a menos que tenga que estar en algún lugar temprano) ya que me gusta que mi cuerpo se despierte de manera natural. Tengo mucha más energía si mi cuerpo se despierta cuando está listo para hacerlo. ¡En invierno, duermo mucho más!».

8:00 – Agua, café, estiramiento y desayuno

«Creo que hay que hidratarse antes de tomar cafeína. Me gusta beber medio litro de agua antes de prepararme un espumoso capuchino con leche de avena en mi cafetera italiana. El agua me ayuda a despertarme; elimina las toxinas y si no bebo agua antes del café, no me siento renovada y espabilada. A veces, añado una rodaja de limón para que resulte aún más refrescante.

«Mientras tomo un sorbo de café, extiendo la esterilla, me pongo los auriculares y movilizo el cuerpo, para que vaya preparándose para el día que acaba de empezar. Comienzo con unos giros de cabeza fáciles. Luego hago alguna zancada, alguna plancha caminando y, en general, movimientos para que mi cuerpo se despierte y se suelte. A veces entro en modo animal, que es una de mis formas favoritas de moverme.

Fotografías en las que aparece Francheska posando en el espejo con gafas de sol, y su perra.

«Para desayunar, tomaré huevos de gallinas camperas, a veces con salchichas, tocino o patatas. También me encanta la fruta fresca, como los jugosos kiwis. La fruta tiene un sabor delicioso y proporciona muchas vitaminas y minerales». 

8:30 - Paseo descalza con Yoshi 

«Empecé a caminar descalza a principios de 2022 y, desde entonces, no pasa ni un día sin mi caminata matutina. Es genial para conectarme con la naturaleza y sentir que tengo los pies en la tierra. El suelo de grava sobre el que camino puede ser doloroso, pero creo que mis pies ya se han acostumbrado. Si nunca has probado a caminar descalzo, te lo recomiendo mucho. ¡Aunque es mejor que comiences primero sobre hierba! 

«A Yoshi le encanta caminar y, la mayoría de las veces, ella es la que me saca de paseo. Cuando llegamos a casa, Yoshi está lista para el desayuno, así que me aseguro de dejarla saciada y feliz antes de subirme al coche para ir a ver a mi primer cliente».

9:00 – Salida a sesiones de entrenamiento

«Conduzco hasta la casa de mi primer cliente escuchando mi lista de reproducción favorita en modo aleatorio en el coche. Son canciones perfectas que me hacen sentirme bien y centrada en el trabajo que tengo por delante. 

«Antes de las 12 entreno a dos clientes con los que llevo trabajando dos años.

«Mi clienta Amy, que tiene más de 50 años, es para mí un modelo y un ejemplo a seguir en cuanto a estilo de vida basado en el ejercicio y el movimiento.  Hace ejercicio físico para mantenerse en forma y tener suficiente flexibilidad para jugar con sus nietos, llevarlos a montar en bicicleta, ponerse en cuclillas para jugar y, literalmente, correr detrás de ellos. 

«Trabajar con clientes que desean cuidarse para tener cuerpos fuertes y ágiles es muy inspirador para mí».

12:00 – Hora del almuerzo 

«Suelo tomar cosas parecidas a mediodía y por la noche. A mucha gente le sorprende descubrir que no me impongo restricciones con la comida. Tengo intolerancia a la lactosa, así que trato de limitar los alimentos con lactosa pero, aparte de eso, como de todo. 

«Me encanta comer y sigo una dieta de alimentos ecológicos, compuesta de carne y pescado, cereales, frutas y verduras. Hoy he comido pollo, arroz y brócoli, con una ensalada. Me gusta almorzar de manera abundante para no tener que picar antes de la cena, y además para tener energía para mi entrenamiento posterior».

12:30 – Entrenamiento y creación de contenidos para redes sociales

«Es la hora de mi entrenamiento. Entreno en el gimnasio de mi casa o en el gimnasio ONNIT cinco veces a la semana durante aproximadamente una hora. Hoy tengo programado un entrenamiento de cuerpo completo que incluye pesas rusas, balones medicinales y anillas. Las pesas rusas son, sin lugar a dudas, uno de mis materiales favoritos. Son muy útiles para los movimientos funcionales, así como para la movilidad y la fuerza. 

Ahora estoy centrada en mejorar la movilidad de mi cadera . El verano pasado, estaba centrada en fortalecer la parte superior del cuerpo y no ejercité las caderas tanto como hubiera querido. 

«En el gimnasio, también grabo algunos contenidos, ya sea para mi plataforma en línea o para las redes sociales. Ofrezco una serie de programas, principalmente basados en el uso de pesas rusas y movimientos primarios».

14:00 – Trabajo con el ordenador, correos electrónicos y mensajes directos

«Es hora de pasar un rato frente a la pantalla. Uno de mis lugares favoritos para trabajar es el Cosmic Coffee, en  South Congress, Austin (EE. UU.). Hacen unos cafés deliciosos, y la comida es exquisita y muy tentadora.

«Allí reviso el correo electrónico y también respondo mensajes directos de Instagram. Me encanta responder a la gente, ofrecer consejos o animar a la gente a seguir mis entrenamientos. Trato de responder a todo el mundo».

17:00 - Fin de jornada y baño caliente

«Es importante para mí señalar el final de la jornada, porque de lo contrario ¡nunca dejaría de trabajar! Vuelvo a casa sobre las 5 y, si noto cargados los músculos, me preparo un baño caliente. Dejo caer una bomba de baño y espolvoreo sales de Epsom con THC. Esto hace que mis músculos se relajen, y mi mente también después de un día ajetreado.

«Me quedo en la bañera durante una media hora; a veces más si estoy muy ensimismada con la lectura».

18:00 – Estiramiento de pies y relajación

Paso mucho tiempo de pie y siento que mis pies se tensan a medida que avanza el día. Rodar con los pies una pelota de lacrosse durante 10 minutos ayuda a aliviar la tensión acumulada en los pies y también en las piernas.

«A veces puede doler, pero también es muy relajante. Después de eso, me relajaré un poco con Yoshi, leeré un libro o llamaré a un amigo. Suelo tener un poco de sueño después del baño».

Fotos de un plato de tortitas y de Francheska flexionando los brazos junto a una silla.

19:30 - Cena, Netflix y relax

«Soy una gran fan de las empanadas y, si pudiera, ¡las comería todos los días! Hoy tengo cordero troceado con verduras, arroz y plátano maduro para cenar. Me encanta cocinar, pero suelo hacer platos bastante sencillos que son fáciles de combinar. Cuando voy a comer, dejo el teléfono apartado para poder concentrarme en los alimentos.

«Después de la cena, me zambullo en Netflix. Ahora estoy viendo "Love is Blind". ¡Confieso que me encanta y la recomiendo totalmente!».

20:30 - Autocuidado

«Para mí es una prioridad de cada día. Creo que los entrenadores pasamos tanto tiempo orientando a otros que es fácil que nos descuidemos a nosotros mismos. Me gusta ponerme ropa cómoda y mimarme. Me hidrato con cuidado, y luego uso un gua sha [una herramienta de jade para masajear la cara y estimular el drenaje linfático] o me pongo una mascarilla facial».

22:00 - ¡A apagar la luz! 

«A las 10 es hora de apagar la luz. Necesito dormir unas nueve horas para funcionar a pleno rendimiento; aparte de que me encanta dormir. Es cuando tu cuerpo se recupera y se fortalece más, así que si quiero seguir viendo los resultados de mi entrenamiento, es fundamental dormir bien.

«Buenas noches».

Etiquetas
adidas