Superstar siempre ha sido un símbolo de lo auténtico, de la fidelidad a las propias ideas sin importar nada más. Ahora rinde homenaje a una nueva generación que usa la creatividad para dar forma a un futuro mejor para todos.