alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkIcons/Communication/USP/Cash-deliveryIcons/Communication/USP/Delivery-eveningIcons/Communication/USP/Delivery-same-dayIcons/Communication/USP/Delivery-storeusp-deliveryIcons/Communication/USP/Exchangeusp-free-returnsIcons/Communication/USP/Gift-cardIcons/Communication/USP/KlarnaIcons/Communication/USP/Salearrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
adidas
adidas / noviembre 2021

Súbete a la bici para sentirte bien

El ciclismo es un gran entrenamiento físico, pero también es una buena forma de mejorar nuestra salud mental. Aquí te explicamos cómo.

Cuando tienes que enfrentarte a tu rutina diaria, puedes pensar que no tienes tiempo para pedalear un rato. Cadenas interminables de correos electrónicos, reuniones fuera de horario... A veces parece que no tengas tiempo ni para ir al baño. Pero cuando la vida va muy deprisa, subirte a la bicicleta con regularidad puede reducir el estrés y hacer que te tomes las cosas con calma. Todo el mundo sabe que hacer deporte mejora la forma física, pero hay estudios  que afirman que el ejercicio al aire libre, como es el caso del ciclismo, favorece la buena salud mental, mejora el estado de ánimo y la autoestima y aporta un mayor grado de vitalidad. Quienes practican ciclismo con regularidad defienden las cualidades de este deporte. Centrarse en el simple acto de pedalear, mantenerse atento para frenar ante un semáforo en rojo, sortear un bordillo o saludar a un compañero ciclista te ayuda a entrar en un estado de mental donde las preocupaciones y las tareas pendientes desaparecen y solo importa el presente.

Una mujer de pie en el porche delantero de una casa poniéndose unas zapatillas de ciclismo


Pedalea para desconectar, pedalea para relajarte

Pedalear con regularidad, sobre todo cuando tienes mucho trabajo, puede ayudarte a desconectar y afrontar una situación complicada con una nueva perspectiva. Emma Bentley, que forma parte del colectivo ciclista The 5th Floor, y que trabaja a tiempo completo, encuentra en el ciclismo una excelente herramienta de desconexión.

"Me da estabilidad y resistencia mental", afirma. "Salir en bici me permite mantenerme prudentemente alejada de todo lo que considero importante, pero que a veces en realidad no lo es tanto. Va a sonar muy cursi, pero no hay nada más que me proporcione esa alegría tan grande de manera constante. El ciclismo me hace sentir libre.

Para notar estos beneficios en tu salud mental y sentirte libre, no hace falta que te prepares como si fueras a competir; un simple paseo en bici te servirá para despejarte y sentirte bien. "Se habla mucho de las endorfinas, y es verdad que son increíbles, pero se segregan con ejercicios intensos y no todo van a ser rutas extremas", dice Emma. "Salir a un dar una vuelta de una hora puede ser igualmente gratificante a nivel mental".

Una mujer vestida con prendas de ciclismo saca su bicicleta de casa por la puerta principal


Fúndete con la naturaleza

El ciclismo te permite adentrarte en la naturaleza, lejos de tu despacho u oficina climatizada, lo que conlleva una serie de beneficios para tu salud mental. Respirar el aire libre y transitar por espacios verdes nos calma, ayuda a ordenar la mente y a conectar con nuestro entorno natural. En resumen, nos hace sentir vivos.

"Es difícil montar en bici y no desarrollar un mayor respeto e interés por la naturaleza, porque ves mucha más de la que verías si condujeras un coche", asegura Emma. “Ves animales de todo tipo y atraviesas diferentes paisajes. Observas las estaciones, las nubes y los cielos cambiantes. La recompensa es mucho mayor si entrenas al aire libre".

"No tengo palabras para explicar por qué lo disfruto tanto, pero cuando estoy sobre la bici lo único que siento es felicidad", añade. "Eso me lleva a preguntarme: ¿Por qué no me levanto a las cinco de la mañana y hago esto todos los días?"

Dos mujeres con cascos de ciclismo en un entorno urbano


Más allá de la fuerza de voluntad

Pero Emma no madruga todas las mañanas para subirse a la bicicleta antes de ir a trabajar. Y, como le sucede a todo el mundo, tiene que buscar la motivación de vez en cuando, sobre todo cuando llega el invierno. Sin embargo, hay algunos trucos psicológicos que puedes aplicar en caso necesario en vez de confiar únicamente en la fuerza de voluntad, que a veces puede flaquear, especialmente cuando las condiciones son idóneas para posponer la actividad.

La primera es programar siempre tus rutas con antelación. Lo ideal es que lo apuntes en tu calendario y prepares tu equipación de ciclismo la noche anterior, ya que es mucho menos probable que te eches atrás si el plan lo has marcado visualmente y te has imaginado ejecutándolo con las prendas adecuadas.

Tres ciclistas recorren en paralelo un camino de tierra a través de un bosque


Organiza todas las rutas que puedas con otras personas. Pueden ser amigos, agrupaciones ciclistas locales o quedadas con gente a través de las redes sociales. "Si ya has quedado con alguien que también ha madrugado como tú, ya no puedes arrepentirte y fallarle. Pasar tiempo con otras personas también te ayuda a recordar por qué te gusta tanto lo que haces. Además, afrontar una ruta dura con más gente es más llevadero que si lo haces en solitario", asegura Emma.

Todos nos beneficiamos si salimos más en bici. El ejercicio al aire libre nos mantiene en forma, por supuesto, pero también nos relaja y nos sube la moral. Se convierte en nuestro almacén de energía positiva. Mantener una buena salud mental en un mundo frenético como este es un gran reto, pero pedalear con regularidad nos ayuda a reducir el estrés de nuestro día a día. Así que, ¿a qué estás esperando para acompasar pedaladas y disfrutar de esas carreteras y caminos que tanto te gustan?

adidas / noviembre 2021
Etiquetas